Tatuajes ancestrales... tatuaje tradicional Japones.

el empedrado camino hacia la excelencia de el arte en la piel...

Continuemos con la historia fantástica de los orígenes del tatuaje....ahora toca conocer en nuestro rincón de tatuajes ancestrales ,un humilde repaso por los orígenes del noble arte en la piel en Japón...vamos allá


En Japón el tatuaje es llamado “irezumi”,que viene a significar” insertar tinta”,aun es mas fácil conocerlo por el nombre de “horimono”,diseños a mano alzada que realizan los Horishi,los maestros tatuadores.


Se cree que los orígenes del tatuaje Japones,se remonta al periodo Jómon,por el año 10.000 A.C.

Y se cree así, ya que los vestigios mas antiguos que se encontraron datados de esta época, tales como estatuillas , pequeñas figurillas y grabados, muestran a posibles emperadores o guerreros que lucían patrones decorativos en brazos y cara,que han sido considerados como posibles tatuajes.


Es sobre el año 300 A.C,cuando se tiene una constancia mas firme de sus orígenes ,ya que comenzaron a llegar,desde el vecino asiático,China,los primeros diseños tatuables, asi como el conocimiento de sus practicas.


Durante las próximas décadas la practica del tatuaje empezó a tomar un reconocimiento mas social y cultural ligados al japones, su estatus y sentido espiritual o religioso. Y es mas adelante en su historia,en el periodo Kofun,por el siglo III/IV D.C., cuando el tatuaje comienza a tornar, desde ese estatus y sentido espiritual ,adquirido también de la vecina china, a un sentido mas negativo y una connotación mas bien represiva, convirtiéndose mas popular y conocida por su practica para “marcar” y así diferenciar a delincuentes y ex presidiarios, de la gente honrada.

Generalmente esos diseños escogidos para ello,eran tan sencillos y fácilmente reconocibles con un código popular,como un conjunto de rayas y círculos rodeando brazos o una letra en la frente...


Si habéis visto alguna película de el antiguo Japón y samuráis,los malos y las bandas estaban formadas por tipos con tatuajes y letras en la frente o manos....”

Y estos símbolos ,con código en mano, tenia información del nivel de peligrosidad del delincuente,o el delito que cometiese, convertido en un estigma,del cual en principio,avergonzarse.


Aunque era de esperar ,como siempre ha pasado y pasara,que de la vergüenza al orgullo hay un paso no muy grande,y la discriminación acaba generando violencia, y el susodicho estigma paso de portar vergüenza, a demostrar galones y estatus en las florecientes bandas y agrupaciones de los malvados marcados por la vergüenza. Y los que portaban los estigmas de carácter mas alto en el nivel delictivo eran mas temidos y respetado,eran los jefes.


Cierto es que este acontecimiento en la historia del tatuaje Japones se convertirá en una herida que aunque a lo largo de su avance en el tiempo, intentara cerrarse en múltiples intentos,se mantendrá abierta en algunos aspectos, hasta nuestros días.


“...Debe saberse que estos tiempos tan tolerantes y modernos que corren ,aun muchos japones tienen que ocultar sus tatuajes,para desarrollar algunas profesiones ,o ven coartada su libertad por las prohibiciones de mostrar su cuerpo en algunos espacios públicos...”


Pero continuemos ,pues el pasado y presente del tatuaje Japones esta cargado de giros,y es de un merito inmensurable ,que a pesar de ello no haya perdido su tradicionalidad, sino que ha sabido salir reforzada.

Allá por el siglo XVIII, y tras una ley imperial del gobierno Tokukawa ,se dicto que solo las familias de la alta nobleza, podían usar en exclusividad ,esos Kimonos ,bordados con exuberantes y majestuosos motivos y colores,que los modistos artesanos ,cosían y diseñaban en sus talleres.


Pero otra creencia humana que nos va a acompañar de forma atemporal, es la de que las leyes, están hechas para romperlas, y aun mas si son injustas.

Así que no tardaron en aparecer los primeros valientes, mercaderes y consumidores de la plebe, en comenzar la rebelión.

Pero para la mente del Japones, incluso hoy día, no es fácil oponerse abiertamente a la autoridad, y mas por respeto que por miedo. Pero si había que rebelarse ,si que saben ser originales e innovadores,así que como no podían portar esos preciosos Kimonos ,comenzaron a tejerlos en su piel, a tatuarselos, bordandolos literalmente, fiel a sus diseños y belleza.

Y lo hicieron de manera que ni autoridades ,ni sus lacayos supieran de ello.


Comenzaban por el cuello, bajaban por el torso y se abrían ligeramente en el centro del pecho,de este modo no eran visibles si se habrían las vestimentas. Igualmente en brazos hasta llegar a los codos y en piernas y glúteos hasta las rodillas...De aquí nace el conocido traje japones muy conocido por Occidente por su practica en las mafias asiáticas como la Yakuza.


Así que una vez mas volvemos a encontrarnos con el paradigma social, que incansable persigue a los orígenes del tatuaje japones,...el tatuado-delincuente. Y para darle aun mas fuerza a este ,también se habla en su historia de la aparición de una novela que causo popularidad y fue muy leída, y que contaba las aventuras y peripecias de un grupo de bandidos,muy tatuados, que se rebela y pone en jaque al gobierno corrupto que relataba la lectura, aunque quizá esto le volvió a dar el morbillo suficiente para que la rebelión del tatuaje continuase.


La persecución no ceso...y en el año 1870 el gobierno intento cortar de raiz, el de nuevo aumento de interés por el tatuaje y su popularidad social.

Ya no solo lo tachaba de algo deshonroso,sino que lo prohibió por decreto. Y aunque en cada cambio de gobierno y sus consejos ,debatían sobre las posibles criticas de occidente,y su reputación en las relaciones internacionales,a causa de mantener una visión y mentalidad cultural,tan arcaica y caduca, la prohibición continuo.


Una vez mas esto no hizo mas que despertar el ingenio y la lucha por la libertad individual de los amantes del tatuaje. Aumento su atractivo y surgieron los verdaderos maestros del tatuaje japones tal como los conocemos hoy, que tatuaban por encargo y en sus domicilios en clandestinidad y exclusividad a conocidos y familiares.

Pero como vemos ,la etiqueta o san benito que a estigmatizado tanto a sus orígenes ,no podía desaparecer tan fácil, y emergió de nuevo aquel olvidado sector social, que volverá a representar la historia.

Seducidos por el poder mágico de los tatuajes ,surgieron las mafias modernas como la Yakuza, que se apasiono tanto por el tatuaje que lo adopto como un pilar principal del motivo y fundamento de sus organizaciones.

Buscaban a estos maestros tatuadores ,para hacerse tatuar los símbolos o conceptos de poder o estatus personal. De tal forma que cuando se popularizo que los maestros tatuaban de nuevo a los malos ,su reputación y la del tatuaje volvió a mancharse.


Es el la década de los 60, donde comienza a arrojarse algo de luz que haga brillar la reputación manchada. Y es gracias el encuentro cultural del tatuaje tradicional norteamericano. Japon conoce el tatuaje Occidental,y Occidente se enriquece con gusto de la belleza del tatuaje tradicional japones.


La cultura Japonesa,es firme respecto a la espiritualidad y la disciplina, y en el arte del tatuaje no sera distinto. El camino del maestro tatuador, no era sencillo, el aprendiz convivía con su maestro, para absorber bien todos sus conocimientos y filosofía respecto a esta practica, tenia que hacerse cargo y trabajar en las tareas domesticas como en el acomodo y limpieza de el área de trabajo donde los tatuajes del maestro eran mas que un ritual.

Según aumentaba la confianza con su maestro podía acceder a niveles mas altos de experiencia y si el maestro lo consideraba merecedor,le trasmitiría todos sus conocimientos y experiencias.


Las técnicas tradicionales,constaban de pigmentos ricos en variedad de colores a base de tinturas y procesos vegetales,las agujas se realizaban de varillas afiladas en la punta de varios grosores ,según el trazo deseado. Para el relleno las varillas terminaban en un conjunto de agujas ligadas a ellas en forma de cepillo. Las puntas se empapan en el pigmento y con la mano de apoyo y guía sobre el cuerpo del tatuado ,la otra mano ejecuta un leve golpeteo con movimiento oscilante sobre la piel para introducir las tintas.

Una postura cómoda sobre esterillas al suelo,disfrutando del ritual,transmitiendo las energías que fluyen a través del simbolismo espiritual del diseño; y el tatuado una mente clara, despejada y consciente,pero apacible y relajado,disfrutando del ritual .y recibiendo el flujo de energías del simbolismo espiritual del diseño,que en algunas ocasiones elegía, no el mismo, sino el maestro.


La variedad de diseños y motivos dentro del abanico del arte japones,es muy rico. Destaca sobre otros estilos del tatuaje,por la capacidad con la que transforman en imagen,y acopla en sus diseños acertadamente,los elementos naturales,tales como el viento,las nubes,el agua y la flora, de una forma tan viva y elegante,y que son el plato fuerte para fondear sus motivos o diseños principales.

Estos diseños principales suelen recogerse de la amplísima riqueza mitológica y fantástica de la cultura japonesa. Cada uno de ellos esta cargado de leyendas, fabulas e historias que mediante la metáfora portan ese simbolismo espiritual que tanto buscan en su filosofía de vida los japoneses.


Por hablar de algunos mas conocidos y populares....encontramos el pez Koi, o carpa Japonesa, que asciende rio arriba por las corrientes y el oleaje,hasta llegar a las montañas donde se transforma en dragón y adquiere la espiritualidad y experiencia para permitírsele la estancia en los templos sagrados....


El fénix que emerge del fuego, revitalizado y esplendido de poder para emprender de nuevo el vuelo a la libertad, con sus alas ardientes...


El tigre asiático, dominando la naturaleza, simbolizando la protección y el poder ,desde la seguridad y la paz interior,para alejarse del miedo....el demonio de los celos, gheisas de belleza delicada, guerreros samuráis luchando con entidades malignas....y tanta variedad que para alcanzarla habría que dedicarse al estudio de su prolifera mitología fantástica.


...Para ir terminando, que decir que en el presente todo artista del tatuaje que se precie, debe rendirse al culto y la honorabilidad del tatuaje tradicional japones. Como vemos en su historia Occidente esta enriquecido desde todos los frentes por una cultura y filosofía tan autentica y distintiva que caracteriza al país del sol naciente.

Conocer este estilo, practicarlo con sumo respeto y preservando su tradicionalidad, respecto al simbolismo y espiritualidad ,y adaptando su belleza a los avances tecnológicos y a nuestra técnica personal,harán que este estilo se mantenga atemporal, pero porque no,siga creciendo y proliferando en todos los estudios tattoo del planeta.....


Y hasta aquí hemos llegado...esperamos les gustase nuestros retazos de historia sobre el noble arte de la tinta ,así como nuestra forma de contarla, y les invitamos a que continúen leyéndonos...Les esperamos en el próximo TATUAJES ANCESTRALES.


Escribir comentario

Comentarios: 0